Cómo Cuidar Tus Joyas

Las joyas son piezas delicadas y si quieres que estén bonitas mucho tiempo, sólo tienes que tener algunos sencillos cuidados.

Evita siempre el contacto de la joya con productos cosméticos que puedan dañar su color. Las cremas o los perfumes pueden hacer que tu pieza se oscurezca o pierda brillo debido a la abrasión producida por los productos químicos.

Para limpiar tus joyas debes usar siempre agua tibia y jabón suave para la limpieza de tus gemas, y secándolas posteriormente con una gamuza.

No deben exponerse las joyas a cambios de temperatura bruscos, ya que sobre todo las gemas, pueden sufrir cambios en su color. Para la que siempre estén bonitas tus joyas, es preferible que las guardes siempre de manera individual.

Las gemas pueden verse deterioradas por el contacto con sustancias químicas como las cremas, el alcohol, los perfumes, los detergentes, etc.

Sólo tienes que mimarlas un poco y ¡estarán siempre listas para que las luzcas!